Viajes, vacaciones y días festivos

Portugal

Si quieres dar un paseo por los caminos donde hace tiempo los pueblos antiguos de la Península Ibérica y Celtas pisaron, tienes que ir a Portugal. A pesar de que ocupa sólo 109 puesto en el mundo en términos de superficie, vale la pena visitar este país, por que hay muchos sitios y monumentos.

portugal

Portugal se encuentra en el suroeste de la Península Ibérica, lo que significa que es el país más occidental de Europa. Contiene las islas en el Océano Atlántico, como Madeira y el archipiélago de las Azores, que consta de nueve islas de origen volcánico.

Portugal es un país dividido en dieciocho distritos y dos regions separados autónomas. Es el país más bello litoral en el que se puede disfrutar de los ojos con las formaciones sin precedentes de arenisca roja, creado por el agua y el aire. En este paisaje pintoresco país prevalece la sierra, sin embargo, no faltan igualmente magníficos, calas, donde podrá relajarse en la arena, caliente del sol y deleitarse en el agua.

portugal

Se debe llegar a Portugal, en la temporada de primavera o el verano, entonces ciertamente no decepcionaremos con el tiempo malo. Las altas temperaturas persistirán hasta septiembre. La capital es la ciudad de Lisboa. Vamos a ver que hay una gran ciudad vieja, calles estrechas y la atmósfera, donde se puede saborear un café y probar las deliciosas especialidades locales. Cualquier visitante de la ciudad vieja y las áreas frente al mar, un amante de la historia o no, debe  hacer un descanso cerca del mar y cerrar los ojos e imaginar que de este lugar empezaron un viaje a conquistar el mundo Vasco da Gama y Bartolomé, por su discubrimiento conocemos los especies como la canela o el curry . Una considerable atracción también es montar en teleférico, que recorre por las calles estrechas. Esta es una gran comodidad para los residentes y turistas, ya que debido a su ubicación en la colina, caminar todos los días puede ser agotador.

¿Qué más hay que ver en la capital? Sin duda,  vale la pena ver una enorme estatua de Cristo, cuyos anchos hombros parecen que incluyen un puente levadizo enorme. Igualmente notable es el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belén. A parte de la capital hay otros lugares que atraen a los turistas, en especial la ciudad de Braga, considerada la capital catolica del Estado. Aunque la comparación de Braga a Roma es muy exagerada, atrae a millones de turistas que quieren ver por si mismo esta antigua ciudad. Los fanáticos de las ferias de antigüedades, y otras cosas interesantes deben ver la Ponte de Lima, donde cada lunes se inicia por un dia, el mercado más grande del país desde el cual podemos comprar la presa de la vida.